Fue en un tanatorio, en un cortometraje, de figurante, un sábado a las 7 de la mañana…. pero una experiencia muy interesante.

Gracias a Xavier Cruzado y su equipo por darme la oportunidad de conocer de cerca los entresijos de un rodaje cinematográfico.

Considero que participar en cualquier proyecto creativo aporta ideas, conocimientos y experiencias de alto valor para una persona. Estar frente actores como Francesc Pagés y Cristina Rodríguez y ver con la facilidad con que dejaban de ser ellos para introducirse en las vidas de sus personajes, fue realmente muy interesante. Es cuando te das cuenta del absurdo y ridículo pánico escénico que algunos sentimos en situaciones más cotidianas.

Viendo trabajar al resto de actores,  equipo de producción, cámaras, técnicos, maquilladoras y figurantes, te das cuenta del talento que tenemos en casa y lo dispuestos que están a darlo todo a cambio del placer de crear algo en lo que creen. Buen trabajo!!

Ad Eternum