Era cuestión de tiempo que el gigante californiano entrara de lleno en el negocio del espacio en la red. Desde hace algunos años (2008) que en nuestra empresa utilizamos servicios de disco en la nube tal como se conoce ahora, AWS de Amazon fue y sigue siendo uno de los recursos que nos da mayor confianza y una muy buena relacion calidad/precio.

Posteriormente surgió en el mercado más cercano al usuario, una solución que si no me equivoco tambien utiliza los recursos de AWS; el popular Dropbox. Una herramienta sencilla, user-friendly y económica que permite compartir disco entre diferentes plataformas y dispositivos.

Me extrañaba que Google no ofreciera a sus usuarios profesionales de Google Apps una plataforma similar. Estaba seguro que era cuestión de tiempo que los que ya estamos usando su Google Docs llegaríamos a tener un espacio para compartir ficheros de cualquier tipo.

Según ha filtrado el Wall Street Journal, el servicio será bautizado como Google Drive y verá la luz en cuestión de “meses o semanas”. 

Dropbox puede ser sin duda el gran perdedor ya que su servicio es gratuito hasta apenas los 2GB de almacenamiento, contando con planes de pago para los usuarios que requieran más espacio.

Aunque la empresa de Drew Houston, fundador de Dropbox, ha tenido competidores de la talla de Microsoft y Apple, Mr Google es más poderoso y con su fórmula de BBG (bueno, bonito y gratis) puede  comerse el mercado casi por completo.

En el 2009 Steve Jobs tuvo claro que este mercado era necesario para sus productos e intentó hacerse con Dropbox poniendo sobre la mesa una suculenta cifra que convertiría en millonario a su fundador, Drew Houston. Sin embargo, Houston rechazó la oferta. Este infructuoso encuentro para Apple dio origen a iCloud, una interpretación de la nube con el marchamo de Apple que une en armonía todos los productos de la casa.

¿Veremos en el banquillo a los amigos Sergey Brin y Larry Page si algunos usuarios de Google Drive lo utilizan con fines similares a Megaupload o Megavideo?