Ahora pongamos un título más comercial «Google enseña lo que las tiendas online no deben hacer«. A través de la parodia, el humor o la comedia en corto, el Gigante nos enseña con unos vídeos muy simples, como te  sentirías si en las tiendas físicas encontráramos las mismas barreras que encuentras online.

Entre otros aspectos, cuestiona la necesidad de las largas y muchas veces incomprensibles condiciones de uso, el proceso de elección del nombre de usuario o nickname y la frustración y desconfianza que genera un cuelgue del servidor justo en el momento de realizar la transacción con el banco.

Por suerte, las aplicaciones de  e-commerce han avanzado mucho en los últimos años y permiten simplificar cada vez más cualquier operación. Aunque tal como pretende ilustrar Google, lo que debemos hacer es analizar el comportamiento de nuestros clientes para optimizar procesos en nuestras tiendas online.